• Martha Sofia Sandoval Monroy -

Vendedores de la Candelaria exigen cumplimiento de política pública


Tras atropellos de la policía, los vendedores informales de la Candelaria piden al gobierno que sus derechos fundamentales sean respetados por medio de la implementación adecuada de la política pública.

Barrio La Candelaria // Bogotá // Imagen tomada por Pablo Taborda

La política pública, con respecto a los vendedores informales, es un proceso que cumple con ciertos pasos específicos: primero, informar a los vendedores del desalojo; segundo, generar alternativas para responder a las necesidades básicas de los vendedores, y tercero, evaluar estas alternativas para reubicar a los implicados, lo cual no se cumple a cabalidad, según indicó Jhon Saúl Rivera, presidente regional Bogotano de la Asociación de Trabajadores Independientes -ATI-.

La Coordinación Normativa y Jurídica de la Alcaldía Local de la Candelaria, expresa que los vendedores deben registrarse al IPES (Instituto Para la Economía Social) como medida primera para que se realice la política pública adecuada. Sin embargo, admitió que las ofertas de la identidad IPES son insuficientes para cobijar a todos los registrados. Las alternativas que se encuentran son quioscos, puntos de encuentro, puntos comerciales, emprendimiento social, plazas de mercado, ferias temporales, intermediación laboral e información y capacitación.

Con respecto a esto, los vendedores indican que no se está realizando el debido proceso puesto que el desalojo acude a la violencia por medio de la policía, además de que las soluciones que brinda el IPES no son viables para sus condiciones de vida, puesto que muchas veces las ayudas se las dan a los vendedores informales con más ingresos, los lugares que otorgan para la venta son asolados o los trabajos que ofrecen no cubren con los gastos del diario vivir.

La Coordinación Normativa y Jurídica de la Alcaldía Local de la Candelaria, expresa que la recuperación del espacio público está respaldado en el artícu