• Ángela María Fuentes // a_fuentes@javeriana.edu.co

“Gladys puede, porque Gladys es líder y Gladys quiere ayudar a su comunidad”


Su nombre es Gladys Gonzales. Nació en 1949, año en que el país vivía en guerra y olía a sangre todos los días. En el 52 cuando tenía 4 años, recuerda cómo fue desplazada y forzada a salir de su casa situada en Icononzo, Tolima. Pese a la situación de desplazamiento para el año para 1985, Gladys y su familia se establecieron en la ciudad de Bogotá. Sin embargo, las intenciones de tener un lugar para cultivar y descansar hicieron que ella y su esposo comprarán un pequeño lote, pero nuevamente las circunstancias de guerra obligaron a Gladys a vender su finca en el 2001. Los temores de ser desplazada por la violencia, una vez más, hicieron que ella decidiera empezar una nueva vida lejos de tanta intensidad en el municipio de Soacha, Cundinamarca, donde es la presidenta edil de la comuna 4 (Altos de Cazucá) y líder comunitaria de su barrio, Rincón del Lago.

¿Por qué motivo llegó a Rincón del Lago?

Hace 24 años yo llegué al barrio desplazada, desgraciadamente, he sido desplazada dos veces. Llegué al barrio donde solo había ocho casitas, aproximadamente; era un potrero, estábamos totalmente sin servicios de ninguna clase. Llegué y armé una casita.

¿De qué municipio y por qué motivo a usted la desplazaron?

Yo soy desplazada de Icononzo Tolima. Desde muy niña fui desplazada de la violencia y, de qué manera, fui desplazada. Yo nací en el 49 cuando inició el problema, en el 52 cuando tenía cuatro años, me desplazaron por primera vez y me acuerdo totalmente de todo lo que paso, pero lo intento superar. Después me compré una finca y también fui desplazada, otra vuelta, sufrí lo mismo, me tocó vender la finca por pensar en qué me ocurriría lo mismo o miedo a que me mataran.