• Daniela

MUVO: nueva forma de movernos


Moverse en la ciudad por medio de bicicletas rentadas con una aplicación: Esta es la nueva iniciativa que Daniel Otero, Miguel Ocampo e Iván Jaramillo desarrollan en Bogotá, con el fin de generar un cambio de alto impacto, y apostarle al sistema de bicicletas eléctricas compartidas. Directo Bogotá tiene todos los detalles de este proyecto que promete revolucionar la forma de transportarse en Bogotá.




“Mientras estaba en el ciclo de emprendimiento haciendo el MBA allá en España comencé a trabajar en este proyecto. Esta idea me gustó mucho porque en Madrid hay un sistema de bicicletas eléctricas públicas, yo me enamoré del sistema para movilizarme por la ciudad. Vi que era algo que podía servir mucho para Bogotá y que realmente iba a tener una aplicación útil para los bogotanos en una ciudad tan congestionada”, explica Daniel Otero, quien, junto a Miguel Ocampo, gerente de operaciones de la empresa y a Iván Jaramillo, encargado de las plataformas iOS y Android de MUVO, le dieron pie a este proyecto que busca que, mediante el uso (alquiler) de bicicletas eléctricas por aplicación móvil, más ciudadanos bogotanos se desplacen de manera eficaz y pro ambiental en una ciudad caótica como Bogotá.


¿Cómo funciona?


Todo comienza descargando una aplicación, registrándose en ella y suministrando los datos de la tarjeta de crédito. Una vez registrado, en el mapa encontrará la estación mas cercana, en donde se escogerá una bicicleta.


En la parte de atrás de la bicicleta habrá un candado inteligente, el cual automatiza todo el sistema. Para desbloquearlo se escanea el código QR del candado desde la aplicación. Este se abre automáticamente.


Al sacar la bicicleta se debe desconectar de la estación de carga. Una vez liberada, se escoge la estación de destino, la aplicación recomienda una ruta segura y rápida. Al llegar a la estación, se parquea en el espacio de MUVO, se cierra el candado manualmente y se conecta a la estación de carga nuevamente.


Las tarifas cambian dependiendo el tiempo recorrido. Por cada media hora cobran 3.000 pesos colombianos. Si el recorrido es menor, sigue la misma tarifa, pero, al pasar la media hora de uso, se cobrarán otros 3000 pesos.


Rutas y horarios