• Daniela Peña Enríquez //

‘Los jóvenes tienen un papel fundamental en la construcción de paz’


El director del Museo de Memoria Histórica de Colombia, Luis Carlos Sánchez Díaz, habló sobre la primera participación del CNMH en la Filbo y aseguró que los colombianos tienen "un deber moral con las víctimas del conflicto".

Luis Carlos Sánchez en la exposición muchas voces, una conversación del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) en la Filbo.// Foto: Daniela Peña

El Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) presentó Voces para transformar a Colombia, el primer guión del Museo de Memoria Histórica de Colombia en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) Su director, Luis Carlos Sánchez, habló con Directo Bogotá sobre la apertura del museo en el año 2020 y resaltó la importancia de la participación de las comunidades y de los jóvenes en la construcción de paz.

Directo Bogotá (D.B.): ¿Cómo nació este proyecto?

Carlos Sánchez (C.S.): El proyecto nace por iniciativa legal y le fue encargado al Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH). Nace, además, con un doble objetivo: el de contribuir a la reparación simbólica de las víctimas, que es el más importante, pero, además, el de esclarecer el conocimiento de lo que pasó en la guerra y de lo que hizo la gente para resistirla.

(D.B.): ¿Cuál es la importancia de contar el conflicto a través de un museo?

(C.S.): Yo creo que la importancia tiene varios elementos. Uno, que es fundamental, es el deber moral que tenemos los colombianos con las víctimas del conflicto, de reconocer su sufrimiento y contribuir a repararlo. Uno no puede devolver a las personas al estado en el que estaban antes de la victimización, pero estamos en la obligación de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para reconocer su sufrimiento y darles herramientas y recursos que les permitan construir de nuevo sus proyectos de vida.

También hay otro sentido, que para mí es muy importante, y es el de contribuir a las garantías de la no repetición. Yo creo que el museo es, además de una reparación simbólica de reconocimiento, un espacio para tramitar pacíficamente conflictos sobre la interpretación del pasado.

(D.B