• Luisa Fernanda Serna - sernalu@javeriana.edu.co //

¡Luz, más luz! Un recorrido por la obra de Leo Matiz


El objetivo de la muestra en el Museo de Artes Miguel Urrutia es recordar al fotógrafo de Aracataca, quien, en su momento, fuera considerado uno de los mejores del mundo.

Leo Matiz (derecha) en compañia de David Siqueiro y su esposa.

El nombre ¡Luz, más luz! surgió de una lectura que Sigrid Castañeda y Julien Petit, organizadores de la exposición de la vida artística del fotógrafo Leo Matiz, hicieron del texto “De sobremesa” de José Asunción Silva. Su tesis central se basa en el desarrollo acelerado de la ciudad moderna luego de la llegada de la luz; pues habla de que sin luz no hay fotografía, pero sin oscuridad, tampoco. Y concluye: “luz, más luz sobre las cosas invisibles…”

La exposición, que se lleva a cabo en el tercer piso del Museo de Artes Miguel Urrutia (MAMU), se inauguró el 6 de abril e iba, en un primer momento, hasta julio, pero a petición del público, decidieron extenderla hasta el mes de octubre.

Los curadores, ambos empleados del Banco de la República, se dedicaron más de un año y medio a investigar la vida y obra del artífice.

La manifestación consta de tres momentos importantes:

El primero, que da cuenta de sus días en Bogotá y Colombia en general; espacio en el que se retratan las primeras fotografías de Matiz y se cuenta la historia de cómo inició en este campo (empezando como caricaturista de El Tiempo) pero con la intención de estudiar aviación, cosa que nunca ocurrió.

Esta sección llamada “La lección de Ramos”, haciendo referencia a Luis Benito Ramos, muestra también obras importantes del primer personaje que indujo a Matiz por esta vía del arte. En ese momento, alrededor de 1930, comienza la aventura de recorrer Colombia y fotografiar lo social: desde indígenas y campesinos hasta personas en sus trabajos comunes.

En la siguiente área están reflejados sus años en México, donde conoció a David Alfaro Siqueiros, otro de sus grandes maestros. Siqueiros era pintor y ambos trabajaban como equipo. En esta etapa, Matiz se consolidó como profesional al contar con un estudio propio y con modelos dispuestos a su imaginación. Sin embargo, luego de un conflicto entre ambos por supuesto plagio, Leo se vio en la obligación de salir del país y volver a su vida de nómada.