• Martha Sofia Sandoval Monroy -

Carros eléctricos, alternativa para el aire


Emobi y Car B, empresas de carsharing, implementan la movilidad sostenible en Bogotá, gracias al alquiler de vehículos, Emobi 100% eléctricos y Car B con algunos a gasolina. La creación de empresa por emprendedores, podría aportar a mejorar la calidad del aire en Bogotá.

Logotipo de EMOBI: Nueva alternativa de movilidad

Mauricio Guzmán se inspiró en el alquiler de bicicletas en Europa y creó la iniciativa Emobi, una aplicación que permite reservar y conducir autos 100% eléctricos, por un periodo de tiempo. Lo que él define como “otra alternativa más, en cuanto a sistemas de movilidad, movilidad sostenible”.

La movilidad sostenible hace referencia a otras alternativas de movilización sin perjudicar al medio ambiente. El Ideam (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales) posicionó a Bogotá y a Medellín como las ciudades con peor calidad del aire en el 2017. Carsharing o uso temporal de vehículos, contribuye a este problema al fundamentarse en la economía compartida: “un solo vehículo puede ser alquilado por varias personas (...) a diferencia del carpooling, donde un propietario decide compartir su auto con otras personas”, explica Guzmán, iniciativa que ayuda a reducir el tráfico en la ciudad. Aunque el carsharing no se efectúa solo con autos eléctricos, la decisión de usarlos beneficia al medio ambiente dejando de lado las emisiones de CO2.

“La gente comienza a ver el carro, no como un activo que tiene que comprar, sino como una alternativa que simplemente se puede usar cuando sea necesario” dice Zulma Guzmán, fundadora de Car B, otra alternativa para alquilar vehículos eléctricos y a gasolina. Tanto Car B como Emobi, tuvieron influencias del carsharing, que se ha implementado en España y otros países de Europa.

Según Electromovilidad, portal informativo de España dedicado a la movilidad eléctrica, el carsharing comenzó en Zúrich-Suiza 1948, para luego expandirse a Francia y Austria. Gracias a la crisis del petróleo en 1973 creció como alternativa durante los años setentas y ochentas, algunas empresas de carsharing, surgieron en Holanda, Gran Bretaña, Suecia y Estados Unidos, durante los años noventa, Italia, Bélgica y España acogieron carsharing. La conciencia ambiental y las nuevas tecnologías impulsaron el modelo, dando inicio a empresas que siguen en vigencia, como Mobility Cooperative, de Suiza, fundada en 1997 y Greenwheels, creada en 1995, que opera en los Países Bajos y Alemania.

Aunque el carsharing también se implementa en Bogotá con carros a gasolina, como en el caso de la empresa Vaya Car Sharing, que tiene un carro eléctrico en sus filas, Mauricio indica que dentro de los modelos de negocios actuales, hay una migración de gasolina a eléctrico. Por otro lado, Zulma comenta que debido a la realidad actual de Colombia, no es posible tener solo carros eléctricos, debido a que no se puede recorrer largas distancias sin cargarlo y no hay puntos de carga en otras regiones cercanas a Bogotá.

Estas dos empresas de carsharing tienen la meta de crear, lo que Mauricio denominó, un “Ecosistema” para que la movilidad sostenible se expanda y sea viable dada la creciente preocupación por la salud ambiental de la ciudad. Buscan ampliar sus convenios para lograrlo y así llegar a universidades, hospitales, centros comerciales, entre otros lugares frecuentes dentro de la movilidad bogotana.

Logotipo de CARBI: Nueva alternativa de movilidad

CAR B

Esta empresa alquila autos eléctricos y a gasolina por medio de una App, durante mínimo una hora y máximo tres días. Tiene una política de “todo incluido”: Iva, seguros, lavado, asistencia y mantenimiento del carro. Están aliados con la marca de automóviles SEAT; el servicio se encuentra en 10 puntos de parqueo en Éxito, Carulla y tienen un convenio con Queo, plataforma para encontrar espacios de estacionamiento. Por otro lado, Codensa está vinculado a las cinco estaciones de carga en los diferentes puntos, que se encuentran entre las localidades de Engativá, Teusaquillo, Chapinero y Usaquén. Cuentan con 25 carros en total: 15 electricos y 10 de gasolina.

Según Guzmán Car B cuenta con 1.500 usuarios activos. Para usar Car B, es necesario pasar por unos filtros, la persona debe tener más de 21 años, tarjeta de crédito y licencia de conducción. Todas las reservas se hacen con tarjeta de crédito, aunque “se están buscando otras alternativas de formas de pago”, asegura la fundadora. Los carros van desde un pasajero, hasta cinco.

En cuanto a tarifas, hay dos formas de ser miembro Car B, primero si el usuario frecuenta el carro, puede pagar una membresía todos los meses de $15.000, en ese caso las tarifas son de $16.000 la hora en un carro de gasolina y $19.000 en uno eléctrico, más $600 el km recorrido. Sin pagar la membresía, se paga $20.000 por hora en carro de gasolina y $23.000 en carro eléctrico, más $800 el km.

Puesto Car B, parqueadero Carulla Calle 102. Ak. 19#101-66, Bogotá

Para ser miembro de Car B es necesario inscribirse en la página web aquí, o en la aplicación Car B – Carsharing, la respuesta se da en máximo tres días, luego de revisar los documentos del futuro usuario. Una vez inscrito, el usuario por medio de la aplicación elige el auto que utilizará y el destino en el cual requiere recoger Car B. Al llegar al parqueadero, el carro se abre usando la aplicación de Car B.

Las llaves están dentro del carro, si el usuario tiene uno de gasolina, hay una tarjeta de combustible que se puede usar en cualquier estación de gasolina, además de la tarjeta del parqueadero. Para devolver Car B, por medio de la aplicación se designa el parqueadero en el que se va a dejar, para entrar al parqueadero se debe mostrar la tarjeta al operario y finalmente seleccionar terminar el viaje para cerrar el carro con la aplicación.

EMOBI

La aplicación Emobi, por medio de la cual se rentan autos 100% eléctricos, cuenta con 2.500 usuarios; el método de pago es con tarjeta de crédito y consta de una “tarifa plana” de $600 por minuto y $160.000 por día, sin costos adicionales, la tarifa de recorrido mínima es de $6.000. Operan con 15 carros Renault que se encuentran en los puntos Emobi de las localidades: La Candelaria, Teusaquillo, Chapinero, Usaquén y cerca al Aeropuerto Internacional El Dorado. Además “tenemos negociación con Parking International y parqueaderos Tequendama”, comenta Mauricio.

El fundador comenta que los precios que maneja Emobi, son competitivos con Uber y Taxi; reconoce que varía la tarifa un poco, pero es debido a las responsabilidades que conlleva tener una empresa de carsharing, como la infraestructura de carga y las alianzas, por ejemplo, con parqueaderos.

Puesto Emobi, Parking en La Casa de la Cerveza Cl. 94 #13-11, Bogotá.

Para usar Emobi, se debe descargar la aplicación emobi y registrarse, es necesario tomar una fotografía por los dos lados a la licencia de conducción y la cédula de ciudadanía, los cuales se pueden mandar virtualmente al correo del proceso de registro. Luego de diligenciar los datos, se demora dos días en validar la información. Cuando la información sea validada se avisará al usuario por correo electrónico. Una vez registrado, el usuario elige el vehículo que usará y el punto de parqueadero donde lo recogerá. El tiempo estimado para este procedimiento son 15 minutos. Luego del recorrido, escoge el lugar donde se devolverá el auto, al estacionarlo en el parqueadero, selecciona en la aplicación Finalizar Recorrido, seguido de la opción pagar. Para finalizar, la aplicación mostrará la información del viaje y su costo.

El impacto de reducir el tráfico

Según el Observatorio Ambiental de Bogotá hay 2.182.578 automóviles particulares registrados en el 2017, es cierto que la polución es producida más que todo por el transporte público, remolques o camiones. Sin embargo, alternativas a la movilidad como el día sin carro, despejan el aire de la contaminación producida por los autos particulares. En el mapa de calidad del aire de Bogotá registrado por la Red de Monitoreo de Calidad de Aire de Bogotá (RMCAB) podemos evidenciar, cómo el material particulado PM10 de carbono está presente en la capital.

Este mapa representa la interpolación espacial de los datos de concentración de contaminantes de la última hora registrados por la Red de Monitoreo de Calidad de Aire de Bogotá (RMCAB). Estas concentraciones son utilizadas para el cálculo del Índice Bogotano de Calidad del Aire (IBOCA)

El material particulado PM10 de carbono, no solo proviene de emisiones vehiculares a gasolina, también de incendios forestales, combustión industrial y diésel. Sin embargo, el tráfico vehicular es un elemento importante en la contaminación del aire que respiramos.

Alternativas como carsharing, aunque se ejecute con carros a gasolina reduce la cantidad de vehículos en la ciudad, al ser compartido un carro por varios usuarios. Por otro lado, al tratarse de un carro eléctrico ayuda a la calidad del aire por tres motivos: es compartido, no hay emisiones contaminantes y evitan la contaminación auditiva. Emobi y Car B son empresas creadas recientemente, llevan siete meses y un año en el mercado, respectivamente, pero son una alternativa para el aire de Bogotá.

#Noticia

DIRECTOBOGOTA.COM
Es un proyecto de la Facultad de Comunicación y Lenguaje de la Pontificia Universidad Javeriana, 
dedicado al periodismo digital,  la producción audiovisual  y  las narrativas interactivas y transmedia
Copyright: - 2015 - 2020
directobogota@javeriana.edu.co
Licencia de Creative Commons