• Johanna Verdugo Romero -

[FOTOPERIODISMO] El motocross se toma La Florida


Todos los domingos, los motores rugen en el Parque Metropolitano La Florida. A las 8 de la mañana llega un camión negro con calcomanías pegadas por todo el furgón. Cuando la compuerta de la caja negra se abre, todo el arsenal queda a la vista. Adentro, se organizan varias motos dispuestas una seguida de la otra, hay cajas de herramienta y galones de gasolina en el suelo; varios uniformes, cascos, pecheras, guantes y botas en una repisa. El profe Pulido, motociclista también, se dispone a recibir a sus alumnos. Niños, jóvenes y adultos asisten a la clase. El motocross no tiene distinción de edades, pero sí de género, pues dentro del grupo no hay ninguna mujer.

FOTO: Johanna Verdugo

Todos hacen un círculo y empiezan un pequeño calentamiento que incluye estiramientos, movimientos articulares y activación cardiaca. Unos 10 minutos después, cada estudiante empieza su pequeño ritual. Ponerse el equipamiento para entrar a la pista, requiere de un manual de instrucciones:

Para ver galería completa deslice a la derecha

  1. Utilice un pantalón y una camiseta de licra, material que cuida la piel de excesivo sudor.

  2. Póngase el pantalón y la parte superior del uniforme. Le recomendamos la marca Fox, están elaborados con materiales de última tecnología, tienen protección extra en la zona de las rodillas para que el roce de la moto no lo lastime, y además sus diseños son muy ‘cool’.

  3. Utilice unas medias gruesas. De tiro alto preferiblemente si no quiere que sus tobillos terminen con magulladuras.

  4. Las botas son parte fundamental del equipamiento, estas lo protegen de posibles fracturas. Pero camine con cuidado, pues cada una pesa en promedio un kilo.