• Luisa Báez Toro // l_baez@javeriana.edu.co //

Pombo el aprendiz


Rafael Pombo fue el personaje de los niños en la FILBo 2019. DirectoBogota te cuenta cómo funcionó el pabellón y cuales fueron las características más destacadas del espacio que buscó rendir homenaje a uno de los escritores colombianos más destacados de la historia.

FOTO: La hermana de la autora del articulo en el espacio de Rin Rin renacuajo en la carpa de Rafael Pombo

“El niño es una bomba aspirante, no de razonamientos que lo fatigan, sino de imágenes; es esencialmente curioso, práctico y material.

Rafael Pombo

Es sábado en la mañana y me despierto tarde, como siempre. Levanto a mi mamá y a mi hermana y las hago alistarse rápidamente para poder llegar a la feria donde mi novio está representando a Rin Rin renacuajo. Llego al pabellón de Pombo a las 11:40 am y para mi sorpresa, había más de 200 personas entre adultos y niños.

“Pombo el aprendiz” fue una idea desarrollada por la Fundación Rafael Pombo junto a la Universidad Minuto de Dios y con la colaboración de Luis Montaña, director de Teatro de Garaje, Carolina Mejía, directora creativa de la fundación y María del Pilar Arango, su directora ejecutiva.

En una experiencia de casi una hora y cuarenta y cinco minutos. Los niños entran a la carpa y lo primero que encuentran es una pantalla grande. Se ve a Pombo escribiendo sus últimas palabras, antes de caer en un sueño profundo sobre uno de sus escritos. 107 años después, Pombo despierta en la Feria del Libro de Bogotá.

<