• Isabella Vásquez Carvajal //

Cinco taquerías en Bogotá que usted va a querer conocer


Durante el último año, varios restaurantes de comida mexicana abrieron sus locales en Bogotá. Su éxito ha sido rotundo, pues al haber tenido engañado nuestro paladar con comida que creíamos mexicana, por la oferta de los restaurantes de cadena tex-mex, con burritos de harina blanca, rellenos de queso, crema agria y hasta lechuga, de carne, pollo o mixtos, las nuevas propuestas de restaurantes mexicanos resultan realmente innovadoras.

Es por esto que en Directo Bogotá nos propusimos hacer la ruta de nuevas propuestas de comida mexicana en la ciudad, centrándonos en las que funcionan como auténticas taquerías mexicanas. Aquellas que hacen alusión al espíritu de los locales de tacos populares, escondidos y estrechos que puede uno encontrar en las calles de México.

El Pantera - Carrera 10A # 69-22, Quinta Camacho

En efecto, es un local estrecho que alberga diez mesas que sus comensales se pelean, pues se considera afortunado al que logre conseguir una un viernes en la noche o un sábado al medio día. Ubicado en el lado de Quinta Camacho, que no tenía muchos restaurantes, pero que ahora cuenta con todo tipo de opciones para los bogotanos, la experiencia de taquería que ofrece El Pantera es una de las más deseadas de la zona. Causa curiosidad por su servicio rápido, que mueve la permanente fila afuera del local; y su breve pero acertada carta que mezcla sabores colombianos sin perder el norte de de una auténtica taquería mexicana.

FOTO: El pantera en la carrera décima

La mezcla con Colombia se evidencia cuando uno entra, mientras lo atiende una mesera que habla mexicano y suena un disco de salsa que ambienta el espacio en la tarde de sábado. De entrada, tienen dos opciones: esquites o nachos con guacamoles con tortillas de maíz fritas. Tres variaciones de quesadillas y seis de tacos, que son la esencia del restaurante. Se pueden pedir por unidad a $6,500 pesos o por tripleta a $17,000, a excepción de los de camarones rebozados que cuestan $2,000 más.

Así mismo, uno de los primeros requisitos para que una taquería merezca ser tenida en cuenta es la calidad de sus tortillas que cargan la historia del maíz en México. Al fin y al cabo, son las que envuelven el resto de ingredientes y definen su sabor. Las tortillas de “El Pantera” tienen el grosor y el tamaño perfecto, lo que no solo las hace deliciosas sino manejables