• Redacción: Natalia Palacio -

Una invitación a pensar y actuar más por quienes defienden nuestros derechos


Hemos sido, hasta ahora, un país atacado por violencia, impunidad, desapariciones, amenazas y atentados; hemos vivido, durante años, las consecuencias de una guerra interna que dejó miles de víctimas. Después de 50 años de conflicto, encontramos una esperanza de cambio, gracias a quienes trabajan cada día por trazar una nueva ruta para el país, a todos aquellos que luchan día a día por construir la paz de toda una nación.

Ganadores del Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia // Fotografía tomada de Twitter Premio Defensores// @PremioNalDDHH

En el marco de la entrega del Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia, la cual se llevó a cabo el día 19 de septiembre en las instalaciones de la Pontificia Universidad Javeriana, es importante destacar la importante labor y el papel fundamental que cumplen todos los líderes y liderezas que luchan en pro de la reconciliación, en pro de la paz y siempre, en pro de la defensa de los derechos humanos de los colombianos. Este premio es una invitación a pensar más en quienes piensan todos los días en defender los derechos humanos de los colombianos, no solo de aquellos que habitan en las ciudades, sino de todas las poblaciones y comunidades que son vulneradas y violentadas a diario en territorios selváticos y rurales del país. Una invitación a pensar más en quienes tratan de defendernos todos los días.

¿Por qué son importantes los Defensores de Derechos Humanos?

Los Defensores de Derechos Humanos son, según El Programa Colombia Diakonia: "Todas las personas y organizaciones de la sociedad civil que defienden la vida, la integridad personal, la libertad, el libre ejercicio de opinión y expresión, el conjunto de las garantías civiles y políticas, por medio de un trabajo de denuncia continua sobre las injusticias sociales para combatir la impunidad y dar vida a los procesos democráticos". Desde aquí comenzamos a entender la magnitud de su rol, ya que son actores de gran importancia y permanente actividad en la agenda actual más importante del país, la agenda para la construcción de paz, pues son ellos los encargados, por medio de su trabajo y compromiso, de construir la democracia y la paz en el marco del pos conflicto, desde zonas rurales, marginales, vulneradas y violentadas. Son la voz de miles de víctimas y de comunidades enteras.

El Programa Colombia Diakonia afirma que: "Gracias al trabajo de los y las defensores, se han puesto en el escenario público evidencias y graves denuncias de crímenes contra la dignidad humana", lo cual ha tenido repercusiones en las acciones punitivas y preventivas del Estado, así como la sensibilización y educación de varios grupos y sectores sociales en materia de derechos humanos. A pesar de los riesgos que corren, de las amenazas a las que se enfrentan a diario, de ser acusados y estigmatizados socialmente, estas personas no desisten de su propósito, siguen en pie luchando por una mejor y más fuerte construcción del país; es nuestro trabajo, como ciudadanos, como estudiantes, como colombianos trabajar por la legitimidad social de estas personas.