• //

El virus y la guerra, los dos actores que silenciaron el deporte

Santiago Clavijo Merino - Pablo López Gaona // Periodismo Digital


La parálisis, postergación y cancelación del deporte a nivel mundial no es un acontecimiento nuevo en la historia. Esta vez ha sido por la pandemia del coronavirus, pero pocos saben cuándo fue la primera vez que unos Juegos Olímpicos, un Grand Slams de tenis y varias carreras ciclísticas tuvieron que suspenderse por causas ajenas a la propia actividad deportiva.

GALERÍA: Imágenes tomadas de Wimedia Communs.

Este año iba a ser uno de mucho movimiento alrededor del deporte. A mitad de la temporada se iban a celebrar grandes eventos como la Copa América de fútbol en Colombia y Argentina, la Eurocopa de Naciones a disputarse en 12 ciudades distintas de Europa, y, por último, los Juegos Olímpicos de Tokio. Además, las ligas y calendarios anuales de cada disciplina seguían su curso y generaban mucha expectativa dentro de los amantes del deporte.

Sin embargo, nadie contaba con que estos eventos iban a ser suspendidos y postergados a causa de un virus, el nuevo coronavirus. En prevención de esto, los sucesos deportivos han pasado a un segundo plano y han debido de ser suspendidos para proteger todo lo que los rodea, es decir, jugadores, miles de espectadores, prensa, patrocinio y muchas personas que se involucran en la realización de un encuentro deportivo. No obstante, no es la primera vez en la que se suspende la actividad deportiva.

El primer precedente fue en 1916. La Primera Guerra Mundial se originó en 1914 y se extendió hasta finales de 1918. El deporte apenas estaba teniendo sus primeros torneos en algunos países. Por ejemplo, desde 1988 se disputa el fútbol en Inglaterra, en 1898 en Italia, en 1903 en Alemania, en 1894 en Francia y los Olímpicos de la modernidad tienen lugar a partir de 1896. Por los sucesos de la Gran Guerra, estas competiciones fueron suspendidas durante estos años, incluso la celebración de las Olimpiadas en 1916 en Berlín. El fútbol en los países mencionados volvió en 1920, así como la cita olímpica, que se celebró en Amberes (Bélgica). En otras disciplinas, como el tenis se suspendió Wimbledon (1916 y 1917) y Roland Garros (1915 y 1918); en ciclismo, se detuvo el Tour de Francia y el Giro de Italia (1915 y 1918).

Lee también: El coronavirus y la industria del deporte: una parálisis que sólo causaron la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Por su parte, la Guerra Civil Española suspendió el fútbol de 1936 a 1940 y la Vuelta a España de 1936 a 1941. Después, la Segunda Guerra Mundial, desatada en 1939, detuvo el fútbol europeo. De 1939 a 1946 no se disputó la liga de fútbol inglesa; el campeonato alemán no lo hizo de 1944 a 1948 y el italiano de 1943 a 1945. Como dato no menor, la Copa Mundial de la FIFA, que comenzó su organización en 1930, canceló las ediciones de 1942 y 1946.

Otros deportes afectados por la misma guerra fueron: en ciclismo, el Tour de Francia (1940 a 1945), el Giro de Italia (1941 a 1945) y la Vuelta a España (1943 a 1945); En tenis, Wimbledon (1940 a 1944) y Roland Garros (1941 a 1945); En golf, el Masters de Augusto suspendió las temporadas de 1943 hasta 1945. Los Juegos Olímpicos se vieron de nuevo afectados en sus ediciones de 1940, en Tokio, y 1944 en Helsinki.