• //

Escritores colombianos piden no violencia y diálogo

Por: Winston Manrique Sabogal // Periodismo Cultural


Piedad Bonnett, Héctor Abad, Pablo Montoya, Evelio Rosero y 10 autores más analizan el estallido social de Colombia. Directo Bogotá reproduce este reportaje publicado inicialmente por WMagazín, por ser de máximo interés.

Un barrendero, con una bandera de Colombia sobre su espalda, hace su trabajo tras el paso de las manifestaciones en Colombia en mayo de 2021. /Fotografía de autor anónimo publicada en Facebook

Indignación, preocupación, respeto de los derechos humanos, no a la violencia y llamado al diálogo son cinco de las ideas capitales en los análisis de los escritores colombianos ante el estallido social que vive Colombia desde el 28 de abril de 2021.


WMagazín invitó a autores colombianos a crear un retrato de la realidad del país como una manera de comprender mejor la situación. La misma que el 5 de mayo The New York Times describía en el comienzo de su crónica así:


“Un adolescente asesinado a tiros después de patear a un oficial de policía. Un joven sangrando en la calle mientras los manifestantes gritan pidiendo ayuda. Agentes de la policía disparando contra manifestantes desarmados. Helicópteros sobrevolando en lo alto, tanques recorriendo los vecindarios, explosiones resonando en las calles. Una madre llorando por su hijo”.


La siguiente es una selección de ideas expresadas por once escritores colombianos en WMagazín:


Héctor Abad Faciolince: “Si se usa violencia en las manifestaciones, la gente de la derecha, la extrema derecha, la gente que cree que siempre hay que responder con fuerza, va a acentuar su argumentación de la respuesta violenta y la va a justificar. (…) El diálogo y la protesta deben ser pacíficas”.


Piedad Bonnett: “Siento también indignación frente a la brutalidad policial que, por lo general, queda impune, y tristeza por los enormes destrozos en las ciudades, que terminan afectando a las mayorías. No soy muy optimista sobre el futuro, ni creo que el Gobierno aproveche esta crisis para hacer reformas”.

Giuseppe Caputo: “El Paro es la transformación de esa rabia y desesperación en acción política y clamor urgente de vida”.


Federico Díaz-Granados: “Los jóvenes que ven el precario sistema pensional y de salud de sus padres saben bien que el futuro que les espera es menos esperanzador. Sal