• //

[Especial AlcaldíaBogotá] POT: lo que dejó Peñalosa y lo que viene para López

Juanita Gallego Tarazona - Lina López // Periodismo Digital

El Plan de Ordenamiento Territorial es uno de los puntos claves en todas las alcaldías. Por esta razón, repasamos los logros de la pasada administración y los retos que debe asumir Claudia López en la planeación y el desarrollo de Bogotá en nuestro especial #ClaudiaHereda.

La alcaldía de Enrique Peñalosa fue una llena de contrastes, en la cual se evidenciaron varios logros pero también retos que se quedaron plasmados en el papel y no se pudieron cumplir. Esto se refleja en los indicadores de gestión de la Administración Distrital de la ciudad que permiten medir la evolución del crecimiento social, económico y ambiental. Así mismo, permiten trazar estrategias y nuevas rutas para la toma de decisiones que puedan ayudar a garantizar la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos. Sin duda, a la alcaldía de Claudia López le espera una árdua labor en la tarea de reconstruir sobre lo construido con el fin de generar un territorio equitativo, sostenible y competitivo.

Según el informe de balance de gestión de la alcaldía de Enrique Peñalosa, es necesario continuar con aquellos retos que no fueron posibles cumplir pero que si pueden continuar y consolidarse. La oferta de bienes y servicios a diferentes poblaciones, especialmente la atención a la primera infancia y los adultos mayores debe potencializarse.

¿Y el metro pa´cuando ?

Según el Informe de balance de gestión, en el tema de educación, “Bogotá alcanzó en el sector oficial 780.052 niños, niñas, jóvenes y adultos que se encuentran matriculados entre el nivel preescolar hasta media, incluyendo educación por ciclos (educación para adultos)”. La tasa de deserción escolar se redujo en un 56% y entraron a operar 21 nuevos comedores escolares. De igual forma, mejoraron los resultados de las pruebas Saber en colegios oficiales. Sin embargo, es importante seguir trabajando para que se garantice una educación sin costo para todos los niños y jóvenes del país.

En el tema de salud, el comportamiento de los indicadores de desnutrición en menores de 5 años se ve afectado por las condiciones de pobreza, la inequidad y las posibilidades de desarrollo humano. En Bogotá el Sistema de Vigilancia Alimentaria y nutricional (SISVAN) es el ente que realiza el seguimiento del estado nutricional a menores de 10 años, mujeres gestantes y recién nacidos con bajo peso. Por esa razón, es importante para la alcaldía de Claudia López formular estrategias que permitan el control y vigilancia de estas entidades para que se promueva una atención adecuada a los ciudadanos.

Los casos de sarampión y rubéola no se redujeron, por el contrario aumentaron y las EPS siguen teniendo problemas financieros y de atención a los ciudadanos. Además, no se ha logrado que la salud en Colombia sea un derecho como lo dice la Constitución; cada vez son más las quejas, reclamos e inconformidades de la población a la cual no se le presta la mejor atención y servicio.

Según un artículo de El Tiempo, en cuanto al transporte público, hubo tres logros significativos que fueron: la renovación de la flota de Transmilenio (se adquirieron 1441 buses) se garantizó la prestación del servicio del SITP zonal y empezó a operar el Transmicable de Ciudad Bolívar. Sin embargo, no se ha logrado reducir el número de colados en el transporte público, “En 2018 se impusieron 29.828 comparendos por la evasión del pago, mientras que en 2017 se impusieron 12.631, es decir, un aumento de 136 % en un año”.