• Manuela Cano Pulido// canomanuela@javeriana.edu.co

La aurora de la guanábana en Bogotá


En los últimos años las propiedades curativas y los beneficios de la guanábana han salido a relucir en la capital colombiana, pues en Bogotá existe una expansión cada vez mayor de establecimientos dedicados a su venta y comercialización con la idea de crear “hábitos de alimentación consciente”.

FOTO: El “guanabanazo” es uno de los platillos que muestran los beneficios de la guanábana. Tomada por: Vanessa Quiñonez y Manuela Cano.

La guanábana se tomó Bogotá. Cada día se abren más locales en donde se dedican exclusivamente al aprovechamiento de esta fruta: Sorbetes, postres, tés y el denominado “guanabanzo” son algunos de los productos que se ofrecen en estos locales que buscan mostrar la versatilidad de preparación y el poder curativo de la guanábana.

A la entrada de estos locales descansan grandes cantidades de guanábanas que, con su aspecto verde y sus puntas agudas, sin duda logran llamar la atención. Quizás es por esta razón por la que los bogotanos están dispuestos, cada vez más, a esperar unos cuantos minutos para poder degustar el exclusivo y particular sabor de la guanábana. Ese dulce, con un toque de ácido, ha llegado a conquistar muchos paladares y es por eso que este tipo de negocios se vienen expandiendo en los últimos dos años en la ciudad.

Es así como estos locales están resignificando el sabor de la guanábana que es autóctono de América del Sur. No hay lugar en el mundo donde se pueda cultivar la guanábana de la manera como ocurre en este continente y es por eso que hace parte de la historia de sus países. Esa historia ha sido retomada por locales como Punto G y Guanábana que abren sus puertas todos los días y le dan su propio toque al paladar con esta milenaria fruta.

Escucha en este podcast la historia detrás de la guanábana:

Fabio Forero, el dueño de Punto G, lleva casi un año investigando sobre las propiedades de la guanábana y su historia. Para él, abrir un negocio como este es una manera de dar un paso en el alivio de muchas personas enfermas en el país. Cree que la medicina tradicional se queda corta para tratamientos como el del cáncer y por eso se ha enfocado en comprender cómo la guanábana puede ser una gran ayuda para pacientes que viven esta y otras enfermedades.

Su visión a largo plazo es abrir un lugar a las afueras de la ciudad que se dedique a la sanación espiritual y física de las personas que viven en las grandes urbes. Allí quiere que la guanábana se convierta en un elemento esencial para todo ese proceso de curación. Forero dice que el Punto G es solo el inicio de un proyecto que llevará a la guanábana a ser conocida y aprovechada por muchas personas para mejorar su salud.

Sus años de investigación lo han acercado a las propiedades de la guanábana, sus beneficios y sus raíces. Ha comprendido que la guanábana tiene un importante componente de vitamina C y antioxidantes, así como fósforo y calcio, entre muchas más propiedades. Todas estas hacen que la fruta ayude a combatir enfermedades gripales, el insomnio, las enfermedades estomacales, así como también ayuda al tratamiento del cáncer. Forero se ha familiarizado con estudios hechos por grandes universidades y se convence cada día de que no hay fruta con el potencial de la guanábana. “Es la reina de las frutas", afirmó. De hecho, esta fue una de las razones por las cuales persuadió a su socio de abandonar un negocio de aguacates que él tenía en mente, para así dedicarse única y exclusivamente a la venta de la guanábana.

El Guanabanazo Punto G queda sobre la carrera 19 con 45 a bis y se encuentra abierto hace tan solo 5 meses. A la entrada se ven colgando unas cuantas hojas de guanábana. Hay cinco mesas y el lugar tiene un ambiente jovial y tranquilo. Los colores verde y morado diferencian el local que da la bienvenida a sus clientes con una gran variedad de adiciones que se le pueden poner a sus productos. El favorito: el guanabanazo.

Según Karelis Linares, la administradora del lugar, se venden 60 al día. Es sin duda su producto estrella. Linares explica que este consiste en “un postre recientemente inventado. Se desconoce quién fue el pionero del furor del guanabanazo, pero consiste en comerse la pulpa de la guanábana desmenuzada remojada en leche deslactosada o entera. A este le puedes agregar leche condensada o miel, se puede comer como un postre matutino o después del almuerzo”.

“La guanábana da para todo”, dice la administradora. Por eso, este punto tiene la particularidad de no desperdiciar ninguna parte de la fruta. Usa desde las semillas hasta las hojas y de cada una de estas se saca un producto consumible y de venta al público. En el Punto G se interesan por mostrar las cualidades de la guanábana, estas son brindadas al cliente a partir de pequeños folletos y en cada mesa hay un papel que muestra la cualidad de las hojas. Todo esto es un intento del dueño y su equipo para transmitir los beneficios de esta fruta y crear unos “hábitos de alimentación consciente”.

¿Qué hacer con la comida ambulante en Bogotá?

A unas cuantas cuadras de allí, en la esquina de la carrera 13 con 40, se encuentra Guanábana, un puesto que también es dedicado únicamente a la venta de esta fruta en diversas presentaciones. Este lugar tiene unos puestos en la acera donde sus empleados atienden a los peatones que caminan sobre la 13. Muchos de ellos paran por uno de los sorbetes de guanábana que son la especialidad del lugar. Se preparan con la pulpa de la fruta y leche entera o deslactosada. Los precios varían entre tres mil y cinco mil pesos. Además, se le puede agregar un toque de crema de leche, miel y Milo.

El encargado de la cocina se llama Carlos. Él lleva más de siete meses trabajando en el local y dice que se siente a gusto con el crecimiento que ha tenido el consumo de la guanábana. Afirma que le gusta trabajar en el lugar, pues lo ha llevado a conocer aspectos de esta fruta que él mismo desconocía. Se ha vuelto un experto en despepar la guanábana, como lo reconoce su compañera de trabajo, que dice que él se lleva el premio al “despepador” más rápido.

Hablando de comida te recomendamos: Tres restaurantes alemanes que debes visitar en Bogotá

Carlos relata que este es solo uno de los puestos que sus jefes han abierto en Bogotá. Dice que la expansión ha sido inmensa. Tanto, que Guanábana ya tiene ocho locales en diferentes partes de la ciudad. Ese punto lleva un poco más de un año y según dicen sus trabajadores, la venta ha crecido con el paso de los meses. Todos ellos tienen muy claras las propiedades de las guanábanas y se los comunican a los clientes cuando se les pregunta. Son conscientes de que, como dice su slogan, la guanábana “alimenta previene y cura”.

Quizás sean las propiedades de la guanábana las que han hecho que estos negocios se hayan expandido en los últimos años; quizás, es el gusto y el aprecio que tienen los bogotanos a su sabor; o simplemente se debe a que se ha visto en ella un potencial negocio. Lo cierto es que la capital colombiana se llena cada vez más de estos locales y gracias a este fruto muchas personas se han podido acercar a conocer las propiedades curativas de la guanábana, las que la hacen ser “la reina de las frutas”.

¿Te gustó esta publicación?. Mira más sobre su autora, Manuela Cano

#Periodismodigital #Crónica #Podcast #Imágenes #Infografía #Guanabana #Guanabanazo #Menúlocal

DIRECTOBOGOTA.COM
Es un proyecto de la Facultad de Comunicación y Lenguaje de la Pontificia Universidad Javeriana, 
dedicado al periodismo digital,  la producción audiovisual  y  las narrativas interactivas y transmedia
Copyright: - 2015 - 2020
directobogota@javeriana.edu.co
Licencia de Creative Commons