• //

La cultura, la gran olvidada de los medios de comunicación colombianos

Por: Fernán Fortich, Natalia Acosta, Stefanny Arango, Camilo Cabanzo y César Bohórquez // Periodismo cultural


Se dice que la cultura está en todas partes. Entonces, ¿por qué es la sección con menos páginas en nuestros medios de comunicación? Varios artistas y gestores culturales se lamentan del hecho en declaraciones a Directo Bogotá. Confían, además, en que las ediciones digitales solventen esta carencia.

FOTO: Tomada de Wikimedia Commons. Propiedad de: Muséum de Toulouse.

La cultura sigue sin recibir el trato que merece en los medios de comunicación colombianos, que llenan sus secciones sobre todo con información de espectáculos. Este debate lo inauguraron la clausura temporal y el salto definitivo a lo digital de la Revista Arcadia a principios de 2020, hecho que representó toda una paradoja. Un grande de la cultura y la crítica del país se fue del Grupo Semana en un recorte presupuestal debido a la pandemia de la covid-19. A pesar de la oleada de indignación en las redes sociales, no hubo marcha atrás.


Las secciones y suplementos culturales en Colombia constituyen una categoría de difícil distinción, y la misma palabra cultura apunta a una zona variada de géneros y propósitos. En 1874, E. B. Taylor acuñó una de las primeras definiciones, que recogía “[el] conocimiento, [las] creencias, [el] arte, [la] moral, [la] ley, [las] costumbres y otras capacidades y hábitos adquiridos por el hombre como miembro de la sociedad". Quizá se haya quedado corto.


Ahora bien, en los medios las secciones culturales ofrecen bastante contenido, tanto que a veces se confunde con otros temas (por ejemplo, con el entretenimiento). Esto distorsiona aquello que el periodismo cultural es en realidad y también la percepción que de él tienen las personas. Estas secciones han sido olvidadas: a pesar de que todos los medios las tienen, las han dejado de lado. Ignoran lo que implica la cultura, y esta se ve reducida a simples notas que no exponen la magnitud del mundo cultural.


Para Ernesto Campos, actor venezolano radicado en Colombia y conocido por su participación en series como El comandante (RCN) y El robo del siglo (Netflix), la cultura no es un tema fuerte en la agenda mediática. Asegura que, en realidad, los medios de comunicación son muy limitados en cuanto a lo que informan y nos enseñan de cultura. Esto, no solamente en todo el país, sino también en cada región. Siempre venden lo mismo: un poco de teatro, un poco de danza y a veces un poco de arte, pero, en su mayoría, de forma reducida. Aunque, según él, el teatro es un sector de la cultura privilegiado en comparación con otros, este atraviesa por la misma problemática de ser semiatendida. Así, por ejemplo, se representan más aquellos contenidos teatrales que cuentan con actores de televisión.


Pero Campos no pierde la esperanza de que los medios digitales sean capaces de potencializar la cultura. Él cree en apostarles a programas donde se aborde lo cultural: tanto su historia como, por ejemplo, la transmisión televisada de obras de teatro para motivar al público a asistir a las funciones en vivo; también a canales, sobretodo digitales, que enseñen de cultura y de nuestras costumbres.


Para Giovanny Gómez, director de la Feria del Libro del Eje Cafetero 2020, la visibilización que ofrecen los medios es importantísima durante el desarrollo de las fiestas culturales: “La importancia que tienen estas secciones es que son escenarios de visibilización para este tipo de eventos”. Gómez ve una oportunidad de mostrar la feria y cómo esta genera “vasos comunicantes muy importantes entre diferentes expresiones citadinas y la música, el cine, la danza y también el comercio”.


El director de la quinta feria librera más importante del país asegura que la virtualización ha permitido una mayor difusión de los pequeños actores y un cubrimiento más amplio de este tipo de secciones en la opinión pública: “Es muy duro competir con el músculo financiero de los grandes eventos culturales que llaman más la atención”. Gómez coincide con Campo al considerar que hay sectores de la cultura que son más representados que otros: “Normalmente se inclinan a hacerle cobertura a eventos que son más comerciales y que generan una ganancia monetaria, cuya consecuencia es que los eventos “no comerciales” no tengan cobertura. Y, por lo mismo, la mayoría de nosotros no entendemos ni sabemos de nuestra propia cultura”.

Arte efímero: una opción para reactivar la cultura durante la pandemia

Sin embargo, Gómez no ignora los aspectos favorables de la nueva virtualidad instaurada en el sector teatro. Esta “ha permitido que se visibilicen mucho los proyectos independientes y [que] sean más competitivos con esas grandes plataformas, sin intermediarios”. Frente a la propuesta mediática y el lugar de la cultura, se muestra positivo: aunque asegura que se encuentra desbalanceada, halla también buenas propuestas editoriales independientes. “Creo que hay medios y propuestas que sí posibilitan un encuentro de lo comercial y lo pedagógico. Además, son sumamente importantes, porque permiten mostrar la oferta cultural, nacional y departamental bajo una estética y visión interesantes”, asegura.


En la opinión de Camilo Pérez Caro, actor colombiano conocido por el papel de “El Zarco” en la telenovela Lady, la vendedora de rosas (RCN), la cultura no es un tema con suficiente fuerza en los medios. Según él, esto se debe a que lo cultural es algo que no vende y a que los sectores culturales tienden a ser mostrados en medios “más [hacia] la cultura pop, sin contenido. [Son] solo entretenimiento”.

Se refiere de igual manera a los sectores que causan más tendencia, “los que venden”. Para él, los artistas controversiales son los que más aparecen y opacan, la mayoría de ocasiones, a quienes deberían tener más reconocimiento. Afirma que “la cultura se ha desvirtuado y vuelto comercial”, en el sentido en que “no se muestra a las personas la importancia de las artes, más allá de un producto. Lo estético claro que cuenta, pero la cultura no es solo la forma; también es el fondo”. Así se refiere a la transmisión de valores que, por ejemplo, en su caso como actor, trata de comunicar al público.

En cuanto a la calidad de la información que circula en los medios digitales, “ahora hay muchas voces y contenido. Eso es bueno porque se conoce más, y malo, porque se satura”. Camilo asevera que el internet sí ha sido una gran plataforma para hacer visible lo cultural: “Los medios digitales, y más las redes sociales, han funcionado para difundir eventos y obras”. Y, en ese sentido, ayudan a “potenciar la información cultural, acercando a las personas a los espacios culturales, pero no a la cultura”.

Según María del Rosario Escobar, directora del Museo de Antioquia, los artículos que se publican sobre las artes son los que menos tiraje tienen: “Solo sobreviven las críticas de cine y algunas reseñas de libros.” Para Escobar es evidente el lugar que tiene la cultura en los medios, sobre todo con el cierre de Arcadia al inicio de la pandemia. Ella cree que “la cultura ha pasado por momentos muy duros, lo que la deja constreñida al entretenimiento. Y eso también es claro en la televisión; no le hacen cubrimiento ni a los artistas ni a las instituciones. Entonces, el empobrecimiento es absoluto”.

Según Escobar, desaparece el papel del periodista junto al del experto en arte y el crítico: “Ahora es el sálvese quien pueda: cada institución tiene que rebuscar por su propios medios el gestor, el artista, el publicista, el crítico y el creador de su propia corriente”. Para ella, si no existieran las redes sociales se les estaría hablando a los de siempre. Y asevera: “La cultura es aquello que es capaz de llenar de contenido de discusión a una sociedad. Se suele pensar que la cultura es el consenso, pero la contemporaneidad de la cultura la hace el debate, sobre qué asuntos hay diferencias y cómo la sociedad está resolviéndolas”.

Así pues, todos concuerdan en que la cultura ha sido olvidada y no ha llegado a tener la importancia que se merece. Asimismo, todos ven en los medios digitales una posibilidad para que la cultura sea más mediática y mayormente consumida por la gente. Y aunque algunos proyectos independientes parecen ser la solución al problema de la cultura en los medios, aún queda un largo camino por recorrer.

¿Sabe que es la cultura de la cancelación?

#Cultural #Colombia #Cultura #Arte #FernánFortich #NataliaAcosta #StefannyArango #CamiloCabanzo #CésarBohórquez

Licencia de Creative Commons
DIRECTOBOGOTA.COM
Es un proyecto de la Facultad de Comunicación y Lenguaje de la Pontificia Universidad Javeriana, 
dedicado al periodismo digital,  la producción audiovisual  y  las narrativas interactivas y transmedia
Copyright: - 2015 - 2021
directobogota@javeriana.edu.co