• //

La posible expansión minera en el río Neusa prende las alarmas en Cogua

Por Valentina Montes Herrera // Noticia


Los habitantes del municipio de Cogua (Cundinamarca) se enfrentan a una expansión minera que impactaría al río Neusa. No obstante, allende el efecto ambiental de la minería, otra problemática azota a la población: un vacío informativo sobre la misma.

En el municipio de Cogua existe un proyecto extractivo de gravilla y arcilla. Fotografía: Coratierras

Esta comunidad cundinamarquesa se ha manifestado contra el título minero que podría otorgarse a las empresas Sociedad Triar y Colombiana de Agregados S. A. S, que buscan extraer materiales como gravilla y arcilla de la zona. Su principal preocupación es que dicho proyecto afecte el medio ambiente, especialmente por la posible contaminación del río Neusa. Otro de los riesgos de los que se quejan es la mala calidad del aire que podría generarse por la actividad minera. Y también está el componente social: aún existe una gran parte de la población que no conoce la situación en su totalidad.


El factor social está relacionado con el vacío informativo. Desde hace años, las administraciones municipales no han hablado mucho en sus comunicados oficiales sobre los títulos mineros que se otorgan en la zona. Así lo cuenta Javier Ucrós, uno de los creadores de la Fundación Cogua Verde Cogua Unida, que inició con el propósito de informar a la población. “El punto central es el ambiente. Por eso informando a la comunidad se socializan estos proyectos mineros que se quieren llevar a cabo en el territorio”, mencionó.

Lea también: Sáchica: el municipio más cervecero de Colombia

Con el paso del tiempo y gracias a audiencias públicas que —llevadas a cabo en 2016 y 2017— abordaron las actividades de la ladrillera Santa Fe, muchos miembros de la comunidad lograron acceder a la información sobre títulos mineros de manera presencial. “Un problema radica en la manera en la que esta posible licencia es vista como un tema en furor; por ende es relativamente fácil mantener motivada a la comunidad. Pero con el paso del tiempo puede perder relevancia”, indicó Ucrós. Por su parte, las redes sociales han sido utilizadas como un mecanismo de interacción con el hashtag #SalvemosElRíoNeusa.

El río Neusa en la vereda La Plazuela (Cogua, Cundinamarca.) Foto: Pedro Montes

Desde la alcaldía municipal, el geólogo César Augusto Ojeda menciona que “se han realizado campañas de socialización y reuniones muy generales donde se expone el panorama a la comunidad”. Sin embargo, expresa que aún muchas personas saben poco o nada al respecto. Por eso intentan intensificar el trabajo de la mano de la comunidad y las entidades locales.


Los posibles impactos ambientales del proyecto


Este fue el principal tema de discusión del consejo directivo de la Corporación Autónoma Regional (CAR), que se realizó el 19 de abril de 2021. En esa reunión, la Alcaldía municipal expuso una calificación ambiental de impactos. Entre ellos se incluían los factores abióticos (componentes físicos y químicos sin vida) catalogados como críticos: especialmente la calidad y uso del suelo, la generación de residuos, la pérdida de características geológicas y la pérdida de la capa orgánica e inorgánica, entre otras. Dentro de los factores bióticos (componentes físicos y químicos vivos), la destrucción del hábitat y la disminución de especies. Ninguno de los efectos anteriores es reversible.


La CAR respondió explicando qué requería de las empresas. Dicha entidad es la encargada de evaluar si se le otorga o no la licencia ambiental al título minero en cuestión (EIJ-151). Sobre esto, la Corporación precisó que requiere las medidas de manejo ambiental, las planillas de campo con el inventario forestal y un mapa de las áreas estudiadas frente a la cobertura vegetal. Otro requisito es el número 19, donde se ajustan la mano de obra y la comunicación y participación ciudadanas; en estos temas las organizaciones y la Alcaldía municipal han venido trabajando.

También le podría interesar: Por los senderos de Humboldt: 430 kilómetros de esplendor hasta Puerto Carreño

Por el contrario, la posición de quienes desean extraer el material de construcción se inclina hacia la expansión minera, que puede realizarse de manera responsable e innegablemente hace parte del desarrollo económico del país —sobre todo por la generación de mano de obra, como manifestó Ojeda—. Y dentro de Cogua ya existen proyectos mineros; sin embargo, la Alcaldía demostró que el municipio ya alcanzó su cuota minera, por lo que buscan frenar esta expansión en el territorio. Adicionalmente, el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, manifestó: “Cundinamarca no se opone a la minería responsable, pero en este caso estamos hablando de un predio que rodea al río Neusa y dos acuíferos más. Se generará una gran afectación del sistema hídrico de la región ampliada. Es decir, también de Bogotá”.


Para dar fin al vacío informativo, a través de acciones como la implementación de canales de comunicación y de interacción dentro de las comunidades, el interés de los ciudadanos permitirá ampliar la cobertura de los sucesos relacionados con el título minero en cuestión. A partir de esto, se debe tener en cuenta que si bien ha existido una evolución en la propagación de la información, aún existen muchos individuos que no saben las consecuencias que generarían este título y, más ampliamente, la expansión minera en su municipio. Cogua aún está a la espera de la respuesta de la CAR sobre si se aprobará o no la licencia minera EIJ-151.

“La casa de la paz”: la empresa cervecera de los excombatientes de las FARC