• //

Sexo en pandemia

Por: María Camila Ramírez // Periodismo radial


¿Vale la pena arriesgarse al contagio por echarse un polvo en cuarentena? Este podcast recoge las historias de cuatro personas que hablan sobre sus experiencias sexuales en plena pandemia.

La pandemia no ha servido para encerrar el apetito sexual ¿cómo lo ha resuelto usted? | Foto: Freepik

Según un artículo del diario Financial Times, el encierro por el coronavirus está provocando sobreabundancia de adrenalina y una posterior fiebre de dopamina en muchos. Y esto conlleva el aumento del deseo y la libido.


Aunque tradicionalmente se ha relacionado e sexo solo con la reproducción de la especie, la sexualidad también tiene otros fines que son importantes. Las vivencias de la sexualidad también se relacionan con el goce del placer, la manifestación de los sentimientos, la comunicación íntima, la ternura y el afecto.


Sin embargo, la covid-19 ha cambiado las formas de interacción social. Por un lado, cada vez más personas han migrado a los espacios virtuales para conocer gente. Por ejemplo, Tinder es una de las apps ganadoras: según un informe de la revista Dinero, en la actualidad está disponible en 190 países y 40 idiomas, con una base de 59 millones de usuarios alrededor del mundo.


Por otro lado, mientras muchas parejas maduras han disfrutado el hecho de estar en casa y han logrado saciar sus emociones sexuales, para los jóvenes sostener encuentros se ha convertido en un todo un reto. Los hoteles por hora, los moteles y hasta los automóviles se han convertido en algunas de las múltiples opciones por las que los jóvenes han optado para lograr encuentros presenciales de este tipo.


Por último, este podcast también dedica un espacio para hablar sobre los impactos económicos de la pandemia en el negocio del sexo. Por eso, si usted es todo menos mojigato, anímese a escucharlo.

Tener La Boca Mojada y darse besos con tapabocas